Los científicos descubrieron que esta milagrosa oración es capaz de curar muchas enfermedades: AMÉN

Follow and Share in:

En los momentos de gran angustia y dolor, muchos creemos que todo está perdido, y en ese pequeño instante, sale una luz de la fe que nos afirma que todo estará bien, tan solo debemos de pedir por la solución de las cosas y confiar en que Dios siempre nos acompaña y asiste hasta en los peores momentos.

En la vida debemos de agradecer las bendiciones y las dichas, de los malos momentos también sacamos cosas positivas, reafirmamos la fe en Dios además de aprender a tener paciencia ante la desesperación. Cuando pasamos por las adversidades el Padre del universo nos concede la dadiva de ser atendidos en cualquier momento.

Con el pasar del tiempo nuestra fe puede crecer sin límites, lo que nos permite tener una conexión directa con Dios, haciéndonos hacedores de virtudes como la curación a enfermos, la cual fue un mandato de Jesús a la humanidad.

En nuestro artículo de hoy te mostraremos como podemos curar a los enfermos solo con la fe y el amor que tengamos en nuestro corazón.

Descubre como curar con tu FE atraves de esta oración

A continuación te mostraremos como realizar esta oración llena de fe para la curación de cualquier persona.

Oración para curar enfermos:

Mi buen Jesús, te alabo y adoro, te amo con toco mi corazón y agradezco tu entrega por nosotros en la cruz, acudo a ti sabiendo que estas siempre a nuestro lado que todo lo ves, todo lo sabes y nunca abandonas.

Tú que concedes vida en abundancia y eres medico verdadero y dador de salud, tú que eres el buen pastos y cuidas de tu rebaño, te ruego que desciendas y concedas tu protección y amparo a este ser querido que tanto padece por su enfermedad, apelo a tu infinito Amor, tu bondad y clemencia, y solicito la gracia de la salud para… (Nombre del Enfermo). Tú que dijisteis:

“Yo soy la Resurrección y la Vida”, que recibiendo y llevando en ti mismo nuestras enfermedades, curabas las dolencias y males de cuantos se te acercaban; a ti acudo lleno de esperanza, lleno de seguridad, para implorar de tu Sagrado y Divino Corazón. “Jesús, Hijo de David, ten piedad de mi”, le respondiste:

“Recuerda tu vista, tu fe te ha salvado”, y al momento pudo ver, te pido con toda mi fe: Señor, devuelve la salud a (Nombre del Enfermo).

Omnipotente y sempiterno Dios, eterna salud de los que creen, escúchanos en bien de tus siervos enfermos, por quienes imploramos el auxilio de tu ;Misericordia; a fin de que recobrada la salud, te den en tu iglesia ferviente acción de gracias Por Cristo Nuestro Señor, Así sea, Amen.

De esta manera y llenos de fe podremos recuperar la salud de cualquier persona que la necesite, debemos recordar que la fe mueve montañas y que no hay energía mas fuerte que el amor que podamos tener por la humanidad.

Fuente

Tags:,