No dormir bien descontrola tus emociones

Follow and Share in:

No dormir bien descontrola tus emociones

Dormir es un lujo que no todos pueden disfrutar. Según la OMS, un adulto normal debe dormir entre 7 y 8 horas. Lo contrario, genera problemas de salud.

Parece increíble, pero dormir se está convirtiendo en un lujo que no todos pueden disfrutar. El sueño es una de las dimensiones en donde primero se refleja cualquier dificultad emocional.

A su vez, no dormir bien genera diferentes riesgos y acentúa cualquier problema que podamos tener.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un adulto normal debe dormir entre 7 y 8 horas cada noche para obtener un descanso óptimo, tanto físico como mental.

A su vez, los efectos de no dormir pueden ser muy graves. Entre ellos, la OMS alerta sobre uno en particular: pasar solo una noche sin dormir, puede originar pérdida del tejido cerebral.

“La felicidad para mi consiste en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertarme sin angustia”.

–Françoise Sagan–

Cuando las horas de sueño no son suficientes o no se logra dormir profundamente, una persona queda literalmente con los nervios a flor de piel. 

Es frecuente que se muestre altamente irritable o especialmente sensible frente a cualquier tipo de estímulo. Así ha quedado comprobado en varios estudios al respecto. Por lo que no dormir bien afecta, de manera notable, a nuestro estado de ánimo.

No dormir bien genera “un huracán de emociones”

Recientemente se llevó a cabo un estudio sobre el sueño en la Universidad de Tel Aviv, que luego fue publicado en la revista Journal of Neuroscience.

En esta investigación pudo comprobarse que quienes no duermen lo suficiente perciben y sienten la realidad diaria de una manera diferente.

El estudio tomó como base a un grupo de 18 adultos, a quienes se les aplicó un test después de una noche en la que habían dormido bien y luego otro, después de una noche en la que no habían dormido.

El test consistía en mostrarles una serie de imágenes que incluían algunas “emocionalmente positivas” (un osito, por ejemplo), otras “emocionalmente negativas” (un cuerpo mutilado) y algunas más que eran neutrales (un cubierto, una silla, etc.).

El precio de no dormir bien

Dormir de manera deficiente también nos conduce a otros problemas. El equilibrio emocional queda comprometido y la capacidad de reacción frente a los estímulos queda mermada.

Fuente

Esto quiere decir que, cuando no tenemos un buen patrón de sueño, hay un riesgo más alto de que podamos sufrir accidentes. Se estima que conducir sin haber dormido bien equivale a conducir en estado de embriaguez.

Dicho todo esto, vale la pena que evalúes si estás durmiendo de manera adecuada. El buen sueño es un bien valioso que debemos cuidar y preservar.

Sin lugar a dudas, constituye uno de los grandes pilares de nuestra salud mental.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *