Un estudio afirma que las gorditas hacen más feliz a un hombre que una flaquita

Follow and Share in:

De acuerdo a un muestreo, los hombres que tienen novias gorditas tienden a sonreír más y llevar de mejor manera los problemas. Además, desarrollan un mejor léxico y se comunican mejor.

Por su parte los que tienen novias flaquitas tienden a ser más reservados y poco amigables, y menos expresivos en cuanto a sus emociones.

El Dr. Filemón Alvarado y el Dr. Edgardo Morales, por la UNAM del departamento de psicología, han descubierto que las mujeres gorditas hacen 10 veces más feliz a los hombres que las flaquitas.

Los resultados arrojados de la tesis “vale más que sobre y que no falte”, que las mujeres gorditas tienen mayores índices de reproducción. Según los argumentos, en las últimas estadísticas, las mujeres obesas tienden a tener más hijos, ya que la gestación no le produce problema alguno, debido a que están acostumbradas a cargar con mucho peso, por lo que un bebé no hace la diferencia.

Además, cuentan con mejores habilidades de supervivencia. Debido a que en los últimos años las mujeres ya no quieren cocinar, las gorditas prefieren hacerlo para satisfacer sus necesidades y las de su pareja.

En este sentido, hacen hasta lo imposible para conseguir comida, lo que las hace más adaptables a la hora de solucionar problemas.

Por esta razón, es muy importante tener una novia gordita, porque así se será mucho más feliz. Los kilos de más no significan grasa, sino amor y ternura, cariño y comprensión.

Por otro lado, en 2016 un estudio de la Universidad de St. Andrews en Escocia, encontró que los hombres que sufren altos niveles de estrés encuentran que las mujeres obesas son más atractivas.

Los investigadores de la universidad encuestaron a hombres sometidos a una agotadora capacitación de cadetes del ejército, así como a aquellos cuyos entornos no sufrieron cambios y estuvieron libres de estrés.

El estudio, publicado en la revista Ethology, encontró que a medida que aumentaba el nivel de estrés de los cadetes, fueron más dispuestos a preferir más los rostros de mujeres gorditas. Lar razón para esto, al parecer, es porque las mujeres que lucen con unas libras de más son más capaces de sobrevivir tiempos difíciles, como una hambruna o una guerra, afirman los autores del estudio.

“Parece que cuando las cosas se ponen difíciles, las mujeres de aspecto más obeso se vuelven más atractivas”, dijo el investigador David Perrett.

Fuente